Tips para limpiar tu plancha y que deje tu ropa en perfectas condiciones

Debido al uso continuo, en la base metálica suelen aparecer manchas que pueden estropear tu ropa al plancharse.

La plancha es una herramienta esencial en el hogar que nos ayuda a mantener nuestras prendas impecables y presentables.

Sin embargo, a menudo olvidamos la importancia de mantenerla limpia y en buen estado. Es crucial mantenerla en óptimas condiciones, para ello tienes que tener muy en cuenta con qué frecuencia debes limpiarla y los productos más efectivos para su limpieza.

La acumulación de residuos en la suela de la plancha puede provocar la transferencia de manchas y suciedad a tus prendas, arruinando ese conjunto perfecto.

Además, la suciedad en la plancha puede afectar la distribución uniforme del calor, lo que resulta en un planchado ineficiente. Esto no solo significa más tiempo dedicado a esta tarea, sino también un mayor consumo de energía.

Se recomienda limpiar la plancha al menos una vez al mes.

Cómo limpiar la plancha

  • Limpieza con vinagre blanco y bicarbonato de sodio: Mezcla partes iguales de vinagre blanco y agua. Aplica la solución sobre la suela de la plancha. Espolvorea bicarbonato de sodio sobre la mezcla. Frota suavemente con un paño suave o esponja no abrasiva. Enjuaga con agua limpia.
  • Usa sal y papel de aluminio para manchas resistentes: Espolvorea sal sobre un trozo de papel de aluminio. Desliza la plancha sobre la sal y el papel de aluminio varias veces. La combinación de sal y calor ayudará a eliminar manchas persistentes.
  • Limón para eliminar residuos: Corta un limón por la mitad. Frota la suela de la plancha con la mitad del limón. El ácido cítrico ayuda a disolver los residuos y aporta un aroma fresco.
  • Paños húmedos para una limpieza rápida: Mientras la plancha aún esté tibia pero apagada, pásale un paño húmedo. Asegúrate de que no queden residuos de agua para evitar la acumulación de minerales.

Más contenido CGO